La Parroquia de Torrelaguna dice adiós a cuatro años de Ministerio Sacerdotal de D. Iván Bermejo

Ayer, 20 de septiembre, D. Iván Bermejo se despidió de la Parroquia de Torrelaguna durante la mensual Oración de Jóvenes organizada y promovida por la Hdad. del Santísimo Cristo del Perdón, poniendo así fin a cuatro años de Ministerio Sacerdotal en el municipio.

El hecho de que eligiera este especial momento, con Jesús Sacramentado en el altar, para decir adiós no es un hecho casual, sino que se corresponde con una vida de servicio donde Dios siempre ha tenido y tiene el lugar principal. Esto es lo que nos ha intentado transmitir durante todo este tiempo a través de sus homilías, meditaciones y actitud de vida. 

La celebración fue muy emotiva, cargada de simbolismo y sentido. En ella estuvieron presentes todas las personas que quisieron despedirse de él, entre ellos los niños y jóvenes de la Comunidad Parroquial, que de una forma sencilla y humilde acompañaron a su párroco en uno de los momentos, probablemente, más difíciles de su vida sacerdotal.

Desde aquí no puedo decir otra cosa que GRACIAS; gracias por todo este tiempo de dedicación exclusiva a nuestra Parroquia; gracias por dotar de significado todo lo que se ha hecho; gracias por tu esfuerzo, por tu capacidad para levantarte y seguir adelante cuando encontrabas piedras en el camino; gracias por haber dinamizado nuestra Comunidad; gracias por haber tenido presente a niños y jóvenes en tu pastoral; gracias por poner siempre en el centro el Amor, la Fe y la Esperanza.

¡Qué Dios te bendiga en esta nueva etapa!

Mónica de las Heras.

 

Video de despedida de D. Iván Bermejo, proyectado durante la Oración de Jóvenes.

Un comentario

  1. Soledad García Paredes

    La felicidad en esta vida está en Dios. El ha de ser el centro de nuestra existencia. Eso es lo que nuestro párroco Don Iván, nos ha enseñado en estos cuatro años de ministerio sacerdotal en la parroquia de Torrelaguna. Y por ello, ayer nos reunimos, ante la Presencia de Jesús Sacramentado, nuestra comunidad parroquial: niños y jóvenes, adultos y ancianos, laicos y consagrados, hermandades, catequistas, laicos y consagrados, de Torrelaguna y venidos de otros lugares y países, para alabar al Dios, escuchar su Palabra, renovar nuestro compromiso cristiano, y darle GRACIAS ante su Altar, por habernos permitido glorificarle con nuestras acciones. Tras las palabras de nuestro párroco, y sin poder contener la emoción, en ese precioso vídeo, pudimos ver el fruto de tanto trabajo pastoral. ¡QUE DIOS LE BENDIGA, DON IVÁN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *