Normas para las celebraciones litúrgicas en la Parroquia

“Buscad primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás se os dará por añadidura”. Mt. 6, 33.

A tenor de las indicaciones, para ir normalizando poco a poco el culto en la parroquia, y a la vez intentar evitar cualquier tipo de contagio, solicitamos la colaboración de todos siguiendo estas indicaciones:

  1. El horario de apertura del templo es siempre el mismo, de 18:00 a 20:00 de lunes a sábado, y los domingos de 11:00 a 13:00.

El horario de misas es el siguiente: 19:00 misa de diario y 12:00 los domingos.

  1. Las puertas de la iglesia estarán abiertas de manera que no es necesario tocar ninguna.
  2. En cada banco de la iglesia habrá un pequeño cartel indicando dónde puede sentarse cada uno y así mantener la debida distancia de dos metros de separación. Todos los viernes se desinfectarán todos los bandos de la parroquia.
  3. No se pasará el canastillo en el ofertorio. En su lugar se dejará en la puerta para que la gente pueda aportar su colaboración a la colecta.
  4. Desde 14 de marzo quedó establecido como aforo máximo en las iglesias 1/3 de su capacidad, indicación que siempre se ha cumplido. Este aforo se ampliará a ½ de la capacidad en los próximos días, cuando comience la fase 2.
  5. El aforo máximo permitido en nuestra parroquia hasta que llegue la fase 2 es de 40 personas, y en la fase 2 de 60 personas
  6. Para evitar cualquier mal entendido, el domingo por la mañana habrá una persona en la puerta de la iglesia que velará por el cumplimiento de esta indicación. En el caso de que el aforo supere el máximo permitido se cerrará la puerta de la iglesia.
  7. Si en algún momento se viera que el aforo de la iglesia crece más de lo permitido se comenzaría a celebrar la misa de 9:30 de la mañana para así, ampliando el número de misas, reducir aforo. Si se diera este caso, después de cada misa se procedería a desinfectar cada banco de la iglesia.
  8. En la entrada habrá dosificadores para la limpieza de las manos.
  9. Se recomienda a todos uso de mascarilla.
  10. Tanto la entrada del templo como a la salida debe ser ordenada, respetando la distancia de seguridad de 2 metros entre unos y otros y no formar aglomeraciones ni a la entrada ni a la salida. Apelamos a la responsabilidad de todos para que acudir a las celebraciones litúrgicas no se convierta en una excusa para otro tipo de intenciones.
  11. Para poder confesarse se habilitará un espacio adecuado, donde se guarde la debida distancia. El resto de sacramentos: los bautizos se realizarán por el rito breve; en las bodas se respetarán las distancias indicadas en todos los momentos.

Las personas que tengan síntomas de enfermedad vírica (fiebre, tos, diarrea, dificultad respiratoria) han de quedarse en casa. También los que hayan estado en contacto con enfermos de COVID-19 en los últimos 15 días.

Os recuerdo que el sacerdote está a disposición de los fieles para lo que necesiten tanto en su casa por las mañanas, para atender las necesidades de Cáritas, como en la parroquia por las tardes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *